Buscador

Twitter Facebook RSS

'Spider-Man: Homecoming' - Teenage Mutant Spider Man

Vía El Séptimo Arte por 26 de julio de 2017
Imagen destacada

Cuando Hablamos de Spider-man, hablamos de uno de los mayores y más conocidos iconos de la industria del cómic, cine, y cultura popular.

Cuando hablamos de 'Spider-Man: Homecoming', hablamos del tercer reinicio del personaje en el medio cinematográfico en un periodo de tiempo relativamente moderno, en una saga que además, goza de algunas entregas verdaderamente notables... incluso excelentes.

Entonces, ocurre que si vas a hacer una nueva película de Spider-man (Un gran poder), tienes que hacerla bien... o muy muy bien (Una gran responsabilidad). Que ser el tercero en volver a empezar, te ofrece la posibilidad de ser mejor, gracias a la experiencia de lo anterior para quedarse con lo bueno y desechar los errores (Su virtud) pero a su vez, te exige a hacer algo nuevo, fresco, y que no se haya visto antes (Su maldición).

Hay que reconocer que 'Spider-Man: Homecoming' tiene presente este último punto, su maldición, y se esfuerza constantemente en no caer en ella, buscando un nuevo camino, realizando varios cambios en la construcción del personaje y todo lo que ello implica.

Tom Holland, el nuevo actor que da vida a Peter Parker / Spider-man se hace rápidamente con el personaje, cumpliendo con buen equilibrio tanto en su faceta pública como en la enmascarada... Un equilibrio que personalmente, no supieron conseguir los anteriores Spideys (Por poner un ejemplo, diría que Andrew Garfield es mucho mejor Spider-man que Peter Parker...).

El villano de la cinta, el Buitre, cumple mejor que la mayoría de villanos de la factoria 'Marvel Studios', que sin llegar a ser nada del otro jueves, si se le atribuye cierto desarrollo y sobretodo, unas motivaciones bastantes más modestas y comprensibles que el típico recurso quiero-gobernar-y-o-destruir-el-mundo-ho-ho-ho. Además de ello, Michael Keaton aporta al personaje un carisma que hasta conscientes de que es el villano, nunca llegue a caernos mal.

No me resulta difícil emocionarme y entrar completamente en el juego cuando se trata de una película de Spider-man. Y aunque hasta ahora haya enfocado todo hacia un punto de vista positivo en general, debo decir que aunque tiene cosas que me gustaron -Por ejemplo, el último tercio plantea ciertos giros que la vuelve bastante más interesante que su restante inicial- no llegue a conectar con este nuevo reinicio del personaje.

Puede, que aunque se valore positivamente la intención de aportar cambios para no caer en lo mismo, estos cambios -que prefiero no comentar, por no entrar en el pantanoso terreno de los spoilers- no sean considerados necesariamente como a mejor. Puede, que sea la sensación de salir del cine con el sabor de boca de haber presenciado más una producción 'Marvel Studios' que una película del asombroso hombre araña. O puede, también, que la culpa sea realmente mía, que el tiempo pasa, y que esta sea la visión que más pueda gustar e inspirar a una nueva generación de seguidores de las aventuras de nuestro amigo y vecino Spider-man.

Por Alex Martín Fernández
@fenometrix


Tags

< Anterior
Siguiente >

 

Noticias relacionadas

Elseptimoarte.net utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia con el sitio web. Al continuar con la navegación consideramos que acepta su uso. Mira nuestra política de privacidad