Buscador

Twitter Facebook RSS

'Rey Arturo: La leyenda de Excálibur' - World of Warcraft: Camelot

Vía El Séptimo Arte por 11 de agosto de 2017
Imagen destacada

Hoy, viernes 11 de agosto, se estrena otra visión más de 'Rey Arturo'. Hemos tenido muchas versiones de este mito, desde una de aventuras moderna dirigida por Antoine Fuqua, pasando por la animada de Disney e incluso una comedia orquestada (como no podía ser de otra forma) por los Monty Python, que se ríe de esta leyenda anglosajona. Hemos visto la misma historia producida por diferentes personas tantas veces que ya nos la sabemos de memoria. Hemos tenido cuentos infantiles y libros sobre ello. Seguramente exista hasta algún cómic sobre la leyenda de Excálibur y el rey Arturo. Entonces, ¿Qué interés puede despertar otra película más sobre sir Arturo? Un nombre, el de Guy Ritchie. Con Sherlock Holmes ya se enfrentó al mismo reto y salió muy bien parado, dejándonos una versión hipervitaminada y con mucho de su estilo, pero sin perder la esencia del personaje. Lo tenía complicado, pero lo consiguió. Con 'Rey Arturo' uno podía esperar algo parecido al film protagonizado por Robert Downey Jr y Jude Law, pero por desgracia no ha salido eso. 'Rey Arturo', por decirlo rápidamente, es lo que hubiésemos tenido si la 'Sherlock Holmes' de 2009 hubiese salido mal.

'Rey Arturo' es una superproducción desastre, empecemos por ahí. Intenta ser algo cercano a 'El señor de los anillos' y acaba pareciéndose a 'El séptimo sello'. La fotografía, la historia y los personajes no podían ser más genéricos y reciclados de otras películas. La banda sonora es de las peores que he escuchado en muchos años pues el trabajo de Daniel Pemberton no podía ser más molesto y estruendo, llegando al punto de tener ganas de taparse uno los oídos. Mucho mejor y más acorde con el estilo de la película habría sido poner canciones modernas. Tiene muchos puntos negativos, los suficientes como para hacer que la película se desplome. Aun siendo una de esas por las que no merece la pena pagar los 8 euros que cuesta una entrada, sí que recomiendo que uno de esos días en los que no tengáis nada que hacer os la veáis. Porque si, es mala, pero no insoportable, más bien de esas malas que disfrutas (a cachos). Y tiene un reparto bastante decente. El reparto ayuda a tirar hacia adelante este desastre de proporciones épicas. El mejor es Jude Law como el villano, con un papel que le viene como anillo al dedo y con el que se siente cómodo. Charlie Hunnam como Arturo, su contrapartida, es lo suficientemente carismático, pícaro y chulo para aguantar la película. Se nota que no acaba de salir de Sons of Anarchy, cada vez interpreta mejor sus papeles en el cine. El resto son meros peones, personajes totalmente secundarios. Caras conocidas que hacen bien su trabajo y de paso quedan bien delante de la cámara. Nada realmente desdeñable pero si muy cumplidor y simpático.

Si hay algo que, por momentos (y solo por momentos) consigue que esto se vea como algo distinto es la mano de Guy Ritchie. Una mano que se nota mucho en sus primeros 40 minutos, la parte en la que el film funciona. Tenemos todos los tics característicos del director británico: montaje adrenalítico, acento inglés, bajos fondos (medievales) y mucha, mucha chulería. Aunque funcione en el sentido de estar pensando todo el tiempo "¿Pero esto es una película del Rey Arturo? ¿En serio acaba de pasar eso? ¿En serio acaba de decir eso?", la primera parte de la película está bien. Pasa por su filtro el mito y hace lo que quiere con él, lo cual es de agradecer por intentar contarnos la historia con matices diferentes. Entretiene de forma decente, que al final es lo que busca ese producto. La faena viene a partir de ahí, que es cuando empieza a decaer. Tanto el segundo como el tercer acto caen en picado por culpa de decisiones previsibles, giros supuestamente inesperados que se ven desde que empieza la película y un exceso de un mal CGI que le da un aspecto a videojuego que tan mal queda en cualquier película. La pelea final, apoteósicamente desastrosa. He visto peleas con jefes finales del videojuego 'God of War' mejor hechas que esa y en las que se ve mejor la acción.

A veces recupera ese pequeño toque que tenían sus primeros 40 minutos, con algunas frases curiosas y referencias a momentos de la leyenda muy conocidos, así como un plano final muy molón. Pero la corriente general desde el momento en el que Arturo consigue la espada Excálibur hasta el final serán bostezos y continuos movimientos en la butaca porque lo que nos muestra no interesa. No aburre, pero tampoco interesa. Solo interesa cuando se vuelve totalmente loca y nos regala momentos ridículos y sin sentido, como la mayoría que tienen lugar en la montaña. Pero interesan por lo locos que son, no porque sean buenos. Un poco como la película en sí.

Por Marc Sacristán García
@TheLebowskiMan


Tags

< Anterior
Siguiente >

 

Noticias relacionadas

Elseptimoarte.net utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia con el sitio web. Al continuar con la navegación consideramos que acepta su uso. Mira nuestra política de privacidad